Como preparar cynar con pomelo

La venganza de la reina recetas de juegos

Si sabe cómo tomar un Aperol Spritz, conoce el Campari y podría estar todo el día bebiendo Negronis (bueno, todo lo que el decoro le permita), quizá haya llegado el momento de conocer el siguiente nivel del amaro: Cynar. (Se pronuncia chee-NAR, no SY-nar). Otro licor italiano clásico, se elabora con varios ingredientes botánicos, entre ellos la alcachofa, cuya imagen adorna su brillante etiqueta roja. El sabor no tiene nada de alcachofa, aunque sus características amaderadas y terrosas pueden recordarlo.

Como todos los amari (licores de hierbas italianos), el Cynar es un equilibrio entre dulce y amargo, aunque este se inclina más hacia el extremo amargo que la mayoría. Cámbielo por Campari en un Negroni, bébalo simplemente de un vasito al final de una comida o pruébelo en uno de estos tres sencillos cócteles, todos ellos garantizados para endulzarle el particular sabor de lo amargo.

Un buen aperitivo es vivo, amargo y refrescante; el Cynar con soda cumple todos esos requisitos a la perfección. Tiene un sabor vibrante pero bastante poco alcohol, así que dos antes de cenar no te arruinarán la velada. A nosotros nos gusta con una rodaja de limón.

¿Qué fruta combina con Cynar?

Maridaje con sabores afrutados

El limón, la naranja y el pomelo combinan bien con el sabor amargo del Cynar, dice Reis. Le gusta añadir un float de Cynar a un cóctel Greyhound, que combina ginebra o vodka y zumo de pomelo.

¿Cómo beben los italianos el Cynar?

Tradicionalmente servido como aperitivo solo o con soda, zumo de naranja o tónica, el Cynar tiene el tipo de amargor profundo y decidido que también marca su papel como apreciado digestivo, una bebida que ayuda a paliar los efectos de una comida copiosa.

Cóctel de venganza presbiteriana

Elija ahora FedEx Economy Saver al pagar para obtener envío GRATUITO en pedidos superiores a 50 USD. Llega en 3 a 5 días laborables (EE.UU./Canadá y más). Este artículo se envía a otras ubicaciones internacionales, consulte a continuación.

Se requiere la firma de un adulto. Este producto puede estar sujeto a regulaciones y restricciones locales en su país, provincia o estado. En caso de duda, póngase en contacto con nosotros o con sus representantes locales para obtener más información. Pueden aplicarse impuestos sobre bebidas. Cantidad limitada a 2 unidades por pedido.

Se requerirá la firma de un adulto. Este producto puede estar sujeto a normativas y restricciones locales en su país, provincia o estado. En caso de duda, póngase en contacto con nosotros o con sus representantes locales…

Se requerirá la firma de un adulto. Este producto puede estar sujeto a normativas y restricciones locales en su país, provincia o estado. En caso de duda, póngase en contacto con nosotros o con sus representantes locales…

Se requerirá la firma de un adulto. Este producto puede estar sujeto a normativas y restricciones locales en su país, provincia o estado. En caso de duda, póngase en contacto con nosotros o con sus representantes locales…

Cóctel Mollymock

Sean es un galardonado barman con más de 15 años de experiencia en el sector. Es el barman jefe del restaurante Gabriel Kreuther, galardonado con dos estrellas Michelin, donde elabora menús de cócteles que han captado la atención internacional. Hasta la fecha, ha preparado más de un millón de cócteles, y sigue sumando.

Refrescantemente ácido y rápido de preparar, la belleza del cóctel galgo reside en su sencillez. Esta popular bebida mixta sólo necesita vodka o ginebra y zumo de pomelo. Aunque no aparece en muchas cartas de bar, el galgo es un cóctel que todos los barman conocen y un clásico que todo el mundo debería probar.

La ginebra era la bebida original del galgo de la época de la Ley Seca. Cuando el vodka captó la atención de los bebedores estadounidenses tras la Segunda Guerra Mundial, sustituyó rápidamente a la ginebra. Cualquiera de las dos bebidas espirituosas es una excelente elección, y este sencillo cóctel de dos ingredientes ofrece una base excelente para experimentar: Endúlcelo, añádale soda u otras frutas, vierta un vodka infusionado o dele un toque salado. Aunque suele servirse alto sobre hielo, muchos bebedores también lo disfrutan en una copa de cóctel.

Cóctel presbiteriano

Cynar -pronunciado chee-nar (no sigh-nar, chai-nar, ni ninguna de las otras formas que te ha asegurado previamente el amigo que siempre quiere ser mejor que tú)- es un amaro italiano que se elabora, entre otras 13 hierbas y botánicos en total, con alcachofas. El nombre Cynar procede del nombre botánico de la alcachofa, Cynar scolymus, y desde su creación en la década de 1950 por el veneciano Angelo Dalle Molle, el aguardiente ha gozado de mayor o menor estima en todo el mundo.

Aunque se elabora con hojas de alcachofa, el Cynar no tiene sabor a alcachofa (lo siento, amantes de la salsa de espinacas y alcachofas). El sabor general es agridulce, lo que lo hace más fácil de beber que otros digestivos.

En cuanto al contenido en alcohol, Cynar es más bajo (apenas un 16,5%), pero si se busca el mismo sabor con un poco más de fuerza, Cynar también tiene una versión de 70 grados (llamada, acertadamente, Cynar 70 Proof).

Como ocurre con muchos amari, Cynar se consume mejor -al menos según los italianos que lo elaboraron por primera vez- solo. Sírvase una o dos onzas y beba a sorbos. Tampoco está de más añadir un cubito de hielo. Otra cosa divertida que puedes probar con tu Cynar solo es añadir unas gotas (3-4 es todo lo que necesitas) de solución salina. Al igual que en la cocina, la sal realzará los demás sabores presentes en la bebida espirituosa.

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad