Primer piano de la historia

Quién inventó el piano

Los instrumentos pueden dividirse en tres categorías en función de cómo producen los sonidos. Son los instrumentos de cuerda, los de viento y los de percusión. El origen del piano se remonta a varios instrumentos, como el clavicordio, el clavicordio y el dulcémele. Pero si nos remontáramos aún más atrás, descubriríamos que el piano es descendiente del monocordio. En otras palabras, por su ascendencia, el piano puede clasificarse como instrumento de cuerda.

Aunque el piano puede clasificarse como instrumento de cuerda por el hecho de que los sonidos proceden de la vibración de las cuerdas, también puede clasificarse como instrumento de percusión porque un martillo golpea esas cuerdas. En este sentido, es similar al dulcémele.

El dulcimer es un instrumento originario de Oriente Próximo que se extendió a Europa en el siglo XI. Consta de una caja de resonancia simple con cuerdas tensadas encima. Al igual que un piano, se utiliza un pequeño martillo para golpear las cuerdas, por lo que el dulcimer se considera un antepasado directo del piano.

¿Quién fue el primer pianista?

Mozart podría considerarse el primer «concertista de piano», ya que tocó ampliamente el piano. Los compositores Beethoven y Clementi, de la época clásica, también eran famosos por su forma de tocar, al igual que Liszt, Brahms, Chopin, Mendelssohn, Rachmaninoff y Schumann, de la época romántica.

¿De dónde procede el piano?

El desarrollo del piano moderno

La mayoría de la gente atribuye la invención del piano a Bartolomeo Cristofori, que vivió en Padua (Italia) entre 1600 y 1700. Era un experto en la fabricación de clavicordios y decidió desarrollar el clavicordio e inventar el primer piano.

Evolución del piano

La historia del piano se remonta a hace más de tres siglos y narra cómo el piano, el instrumento más popular que existe, sigue siendo el instrumento por excelencia al entrar en su cuarto siglo. Es el dispositivo mecánico más complejo de cualquier hogar y es capaz de satisfacer todos los deseos musicales del intérprete. Con cada evolución desde su invención, el piano ha sido capaz de proporcionar infinitos matices de expresión, volumen y duración del tono. Una compleja máquina de madera con innumerables revestimientos de fieltro y muelles metálicos se acopla a una estructura que sostiene una media de 20 toneladas de tensión en las cuerdas.

La historia del piano se remonta a tres siglos atrás, cuando un constructor de clavicémbalos italiano llamado Bartolomeo Cristofori produjo un gran avance tecnológico: un nuevo mecanismo para el clavicémbalo que le daba la capacidad de ser tocado con variaciones dinámicas. Llamó a este invento sensible al tacto «gravicembalo col piano e forte», o «clavicémbalo con suave y fuerte». Pero durante siglos, antes de la llegada de Bartolomeo Cristofori, hubo dos teclados ampliamente utilizados durante una época paralela que comenzó en el siglo XIV. Se trataba del clavicordio y el clavicordio. Cada uno tenía sus propios puntos fuertes, que lo hacían popular para lugares y estilos musicales específicos, y fueron éstos los que acabaron dando lugar al piano.

Cronología de la historia del piano

La historia del piano comienza en Padua (Italia) en 1709, en la tienda de un fabricante de clavicémbalos llamado Bartolomeo di Francesco Cristofori (1655-1731). Muchos otros instrumentos de cuerda y teclado precedieron al piano y condujeron al desarrollo del instrumento tal y como lo conocemos hoy.

El conocimiento por parte de la humanidad de que una cuerda tensa y vibrante puede producir sonido se remonta a la prehistoria. En el mundo antiguo, las cuerdas se fijaban y estiraban sobre arcos, calabazas y cajas para amplificar el sonido; se sujetaban con lazos, clavijas y alfileres; y se punteaban, arqueaban o golpeaban para producir sonidos.

Con el tiempo, en el siglo XIV se desarrolló en Europa una familia de instrumentos de cuerda con teclado. El primero de ellos fue el dulcémele, una caja cerrada y poco profunda sobre la que se golpeaban alambres tensados con dos martillos de madera. El dulcimer condujo al desarrollo del clavicordio, que también apareció en el siglo XIV. En el siglo XV aparecieron la espineta, el virginal, el clavecín, el gravicémbalo y, por último, el clavicordio.

Clavicémbalo

Éste parece un buen momento para examinar la historia del piano. Los pianos que tocaban los compositores del Romanticismo habían evolucionado considerablemente con respecto a los de Mozart e incluso Beethoven. Esta página le dará una idea de esa evolución histórica.

El piano se basó en innovaciones tecnológicas anteriores que se remontan a la Edad Media. A principios del Barroco ya existían dos instrumentos de teclado de cuerda: el clavicordio y el clavicordio. La invención del piano se atribuye a Bartolomeo Cristofori (1655-1731), de Padua (Italia), que era un experto constructor de clavecines y conocía bien los conocimientos sobre los instrumentos de teclado de cuerda. Los instrumentos de la época de Cristofori poseían puntos fuertes y débiles individuales. El clavicordio permitía un control expresivo del volumen y el sostenido del sonido, pero era demasiado silencioso para las grandes interpretaciones. El clavicordio producía un sonido suficientemente alto, pero tenía poco control expresivo sobre cada nota. Estas diferencias tonales se debían a los mecanismos de ambos instrumentos. En el clavicordio, las cuerdas son pulsadas por tangentes, mientras que en el clavicordio son pulsadas por púas. El piano surgió probablemente como un intento de combinar sonoridad y control, evitando las disyuntivas de los instrumentos disponibles.

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad