Introducción música

Polyverse Wider proporciona a cualquier señal mono la ilusión de una imagen estéreo ampliada con una asombrosa cantidad de amplitud. Es un plug-in ensanchador estéreo único que es completamente «mono-compatible» – cualquier señal que haya sido ensanchada permanecerá siempre en fase consigo misma, incluso cuando se sume de nuevo a mono. Y lo mejor de todo, ¡Wider es un plug-in completamente gratuito!

Muchos de los efectos estéreo que se usan actualmente tienen la desagradable costumbre de desfasar las señales. Esto puede hacer que una pista suene rápidamente fangosa y desequilibrada, o que los sonidos parezcan planos y faltos de dinámica. Pero gracias al variado algoritmo de filtrado paso-todo y peine de Wider, se crea una imagen estéreo de sonido natural. Sus pistas pueden beneficiarse de canales mono ensanchados sin comprometer la fase entre los lados.Wider se puede utilizar para aumentar la imagen estéreo de cualquier señal mono hasta el 200% de estéreo completo para un efecto extra ancho y exagerado. Como Wider se anula a sí mismo cuando se suma a mono, puedes ampliar tus pistas tanto como quieras sin preocuparte de mantener intacta la señal original.

¿Qué es un pre verso?

Preestribillo y puente de transición

El precoro es una sección formal independiente entre la estrofa y el estribillo. El término se utiliza cuando se repite una estructura de tres partes (verso X estribillo) en lugar de una sección de dos partes (verso estribillo).

¿Qué es un puente en el rap?

El puente es un pasaje musical que conecta una parte de una canción con otra. Los puentes se suelen utilizar para conectar el segundo estribillo con la tercera estrofa (o estribillo), creando un formato SRSRBS.

¿Qué es la estructura de una canción?

La estructura de una canción es la forma en que están construidas sus diferentes partes. Todas las canciones tienen una estructura y, por lo general, la mayoría siguen unos patrones comunes (aunque, por supuesto, hay excepciones).

Forma musical

El paquete de libros electrónicos «The Essential Secrets of Songwriting» incluye «Escribir una canción a partir de una progresión de acordes». Aprenda a componer grandes canciones empezando por los acordes y evitando todos los peligros potenciales del proceso de composición basado en los acordes.

Hace poco escribí sobre la importancia de la energía musical en todas las canciones, ya sean fuertes o suaves, y que las baladas tranquilas, podría decirse, necesitan controlar la energía musical para que funcionen.

Aquel artículo me hizo pensar en otras cuestiones relacionadas con la energía musical y, en concreto, me vino a la mente lo siguiente: cuando se utiliza la misma melodía para la estrofa y el estribillo, ¿cómo se garantiza la creación de energía musical?

Los compositores clásicos también se han enfrentado al problema de crear energía musical cuando las melodías básicas son las mismas o no cambian en absoluto. Un gran ejemplo es el movimiento inicial de la obra más famosa de Carl Orff, «Carmina Burana».

Tras una breve introducción, tenemos una melodía larga y tranquila, seguida de esa misma melodía, donde todos (1) cantan más alto, donde hay (2) más instrumentos, y donde (3) los ritmos que oímos especialmente en la sección de percusión se vuelven mucho más activos.

Ejemplo de estructura de una canción

Esta lección es más apropiada para alumnos de segundo curso, pero podría adaptarse a alumnos de guardería o de primer curso. Los alumnos aprenden primero a cantar la canción «A la caza iremos» con sus versos originales y varios versos nuevos que apoyan los conceptos de rima. A continuación, hacen una lluvia de ideas con pares de palabras que riman y crean sus propias estrofas para la canción. Como actividad complementaria, los alumnos pueden crear versos originales utilizando como marco otras canciones sencillas que rimen.

Construye una palabra: Esta herramienta hace que los alumnos generen palabras añadiendo una letra inicial o una mezcla a una palabra final; en esta lección proporciona más práctica e invita a los alumnos a construir un banco personal de palabras que rimen

Pida a los alumnos que identifiquen las dos palabras que suenan igual en la canción (zorro y caja). Siga cantando la canción con las siguientes frases para sustituir la segunda línea. Mientras canta la canción, haga una pausa en la segunda palabra que rima y deje que los alumnos canten la palabra que creen que rima. Esto debería ser fácil y divertido para los alumnos.

Después de hacer clic en «Comenzar», se pedirá a los alumnos que seleccionen una terminación de palabra. A continuación, aparecerá en la pantalla un conjunto de letras y combinaciones. Los alumnos hacen clic en una letra que, añadida a la terminación de la palabra, forma una palabra. Al crear varias palabras, los alumnos confeccionarán sus propias listas de palabras que riman. Asegúrese de llamar la atención de los alumnos sobre el Banco de palabras, donde podrán leer y repasar sus listas de palabras.Nota: Algunas de las palabras de las listas no riman. Por ejemplo, avena y comer no riman con gato, gordo y sombrero. Aproveche la oportunidad para comentar con los alumnos por qué estas palabras no riman aunque tengan las mismas letras finales.

Música convencional

Las estrofas de las canciones suelen repetirse como el estribillo. Sin embargo, las canciones pueden tener una o más estrofas diferentes. En comparación con un estribillo, las estrofas tienen letras diferentes en cada repetición pero mantienen la misma melodía. En cambio, los elementos líricos e instrumentales de un estribillo suelen ser los mismos.

Además, la estrofa apoya el tema general de la canción, la mantiene interesante y da más información a los oyentes. Profundiza nuestros sentimientos o nuestra comprensión de la canción y nos permite relacionarnos más con la historia.

Por regla general, el número de compases de una estrofa es divisible por ocho. Por ejemplo, en la música moderna es habitual escuchar estrofas de 8, 16, 24 o 32 compases. Sin embargo, estas métricas no son reglas rígidas en teoría musical. Hay canciones con estrofas impares.

La idea de los compases pares tiene su origen en siglos de evolución musical. Con el tiempo, los compases pares se han convertido en la longitud universalmente aceptada para una frase musical porque los impares parecen incompletos.

Cuando construyas una estrofa, empieza con una frase de ocho compases. A continuación, une varias frases hasta que consigas una estrofa que suene bien en la canción. Ya sean 12 o 24 compases, ¡haz lo que suene bien!

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad