Armadura de clave de fa menor

Escala de fa menor piano

Fa sostenido menor es una escala menor basada en Fa♯, formada por los tonos Fa♯, Sol♯, La, Si, Do♯, Re y Mi. Su armadura tiene tres sostenidos. Su relativo mayor es La mayor y su paralelo mayor es Fa sostenido mayor (o enarmónicamente Sol bemol mayor).

Los pocos conciertos escritos en esta tonalidad suelen estar destinados a ser interpretados por el propio compositor, como el Concierto para piano n.º 1 de Rachmaninoff, el Concierto para piano de Scriabin, el Concierto para violín n.º 1 de Wieniawski, el Concierto para violín n.º 2 de Vieuxtemps y el Concierto para contrabajo de Koussevitzky.

Entre las obras para piano más destacadas escritas en fa sostenido menor se encuentran la Sonata nº 1 en fa sostenido menor de Schumann (1833-35), la Polonesa en fa menor de Chopin, la Tercera Sonata de Scriabin y la Sonatina de Ravel. El movimiento lento de la sonata para piano Hammerklavier de Beethoven está escrito en esta tonalidad.

Haendel compuso la sexta de sus ocho suites para clave de 1720 en fa sostenido menor. Aparte de un preludio y una fuga de cada uno de los dos libros del Clave bien temperado, la única obra de Bach en fa sostenido menor es la Toccata BWV 910. La única composición de Mozart en esta tonalidad es el segundo movimiento de su Concierto para piano n.º 23 en la mayor[1].

Fa menor

Fa menor es una escala menor basada en Fa, formada por los tonos Fa, Sol, La ♭, Si ♭, Do, Re ♭ y Mi ♭. Su armadura consta de cuatro bemoles. Su relativo mayor es La bemol mayor y su paralelo mayor es Fa mayor. Su equivalente enarmónico, Mi sostenido menor, tiene ocho sostenidos, incluido el Fa doble sostenido, lo que lo hace poco práctico.

Glenn Gould dijo una vez que si pudiera ser cualquier tonalidad, sería Fa menor, porque «es más bien adusta, a medio camino entre lo complejo y lo estable, entre lo erguido y lo lascivo, entre lo gris y lo muy matizado… Hay cierta oblicuidad»[1].

Mi sostenido menor es una tonalidad teórica basada en la nota musical Mi♯, formada por los tonos Mi♯, Fa, Sol♯, La♯, Si♯, Do♯ y Re♯. Su armadura tiene seis sostenidos y un doble sostenido (es decir, ocho sostenidos). Su relativo mayor es Sol sostenido mayor, que suele sustituirse por La bemol mayor. Su paralelo mayor, Mi sostenido mayor, suele sustituirse por Fa mayor, ya que los cuatro dobles sostenidos de Mi sostenido mayor hacen que su uso sea poco práctico.

Aunque el mi sostenido menor suele anotarse como fa menor, podría utilizarse a nivel local, como en los compases 17 a 22 de El clave bien temperado, Libro 1, Preludio y fuga n.º 3 en do sostenido mayor, de Johann Sebastian Bach. (Mi sostenido menor es la tonalidad menor mediante de Do sostenido mayor).

Guitarra escala fa menor

Las descargas digitales son archivos de partituras descargables que se pueden ver directamente en su ordenador, tableta o dispositivo móvil. Una vez que descargues tus partituras digitales, puedes verlas e imprimirlas en casa, en la escuela o en cualquier lugar donde quieras hacer música, y no tienes que estar conectado a Internet. Sólo tiene que comprar, descargar y tocar.

TENGA EN CUENTA: Su descarga digital tendrá una marca de agua en la parte inferior de cada página que incluirá su nombre, fecha de compra y número de copias adquiridas. Sólo está autorizado a imprimir el número de copias que ha comprado. No podrá distribuir digitalmente ni imprimir más copias de las adquiridas para su uso (es decir, no podrá imprimir ni distribuir digitalmente copias individuales a amigos o alumnos).

Las descargas digitales son archivos de partituras descargables que pueden visualizarse directamente en su ordenador, tableta o dispositivo móvil. Una vez que descargue sus partituras digitales, podrá verlas e imprimirlas en casa, en la escuela o en cualquier lugar donde desee hacer música, y no tendrá que estar conectado a Internet. Sólo tienes que comprar, descargar y ¡a tocar!

Fa# menor

Obras seleccionadas del pintor de Leipzig Michael Triegel (nacido en 1968) dialogan con composiciones de Johann Sebastian Bach (1685-1750). Tanto el artista contemporáneo como el compositor barroco abordan en sus respectivos géneros temas fundamentales de la existencia humana como la fe y la duda, la vida y la muerte, la belleza y la fugacidad.

Johann Sebastian Bach llevó las técnicas compositivas y los estilos musicales históricos y contemporáneos a una maestría sin parangón. Además de sus conocimientos de teoría musical, sus obras se inspiraron en su minucioso estudio de la Biblia y otros textos. Siendo protestante, Bach consideraba la música como un elemento de culto divinamente ordenado. Al incorporar corales y melodías conocidas a su música sacra, proporcionaba importantes puntos de anclaje a los fieles. Sin embargo, los oyentes no necesitan tener conocimientos de historia musical o referencias religiosas para apreciar la música de Bach. A pesar de estar firmemente arraigadas en su época, sus obras se han convertido en intemporales.

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad