Qué es una pregunta retórica ejemplos

Retórica 意味

Desde el siglo V a.C., los oradores han expuesto sus argumentos formulando preguntas retóricas cuyas respuestas implícitas apoyan claramente sus argumentos. Este pasaje retórico procede del discurso de Obama sobre la inmigración:

«¿Somos una nación que tolera la hipocresía de un sistema en el que los trabajadores que recogen nuestra fruta y hacen nuestras camas nunca tienen la oportunidad de quedar bien con la ley? ¿Somos una nación que acepta la crueldad de arrancar a los niños de los brazos de sus padres? ¿O somos una nación que valora a las familias y trabaja para mantenerlas unidas?». – Discurso de Obama sobre inmigración

Formule una pregunta retórica para captar la atención del público y haga una pausa para que piensen en una respuesta. Esto hace que el público participe activamente en lugar de escuchar pasivamente mientras crea hipótesis o resoluciones.

Para que el público esté de acuerdo contigo, haz una pregunta retórica cuya respuesta sea claramente un «sí». Una vez que el público empiece a estar de acuerdo con usted, es más probable que continúe estándolo. Estará familiarizado con este tipo de persuasión en conversaciones informales, por ejemplo: «Hace buen tiempo hoy, ¿verdad?».

¿Cuál es un ejemplo común de pregunta retórica?

Otro ejemplo famoso de preguntas retóricas procede de El mercader de Venecia, de Shakespeare. Si nos pincháis, ¿no sangramos? Si nos haces cosquillas, ¿no reímos? Si nos envenenáis, ¿no morimos?

¿Qué es la pregunta retórica ejemplo y explicación?

Una pregunta retórica es una pregunta (por ejemplo, «¿Cómo he podido ser tan estúpido?») que se hace sólo para causar efecto, sin que se espere una respuesta. La respuesta puede ser obvia o proporcionada inmediatamente por el autor de la pregunta.

Ejemplos de ironía

¿Qué es una pregunta retórica?Jennifer CaloniaActualizada el 27 de octubre de 2022Consejos de escritura¿Cuándo una pregunta no es una pregunta? Ya sea que estés escribiendo un ensayo para la escuela o conversando con un amigo, es probable que hayas hecho una pregunta retórica en algún momento. Las preguntas retóricas se dicen o se escriben para expresar un punto de vista y no para solicitar una respuesta del público.

Una pregunta retórica es una interrogación que termina con un signo de interrogación, pero que se formula para conseguir un efecto y no para obtener una respuesta. Suele utilizarse en escritos persuasivos, pero también es habitual en la conversación cotidiana.

Dependiendo del contexto de la pregunta retórica, su propósito puede ser enfatizar un punto, incitar a la audiencia a considerar un tema o dar intriga a un argumento. La respuesta a una pregunta retórica suele ser muy obvia o lo contrario, es decir, no se puede discernir fácilmente.

La antífora, también conocida como hipófora, consiste en formular una pregunta para responderla inmediatamente. Como pregunta retórica, permite responder con prontitud a una cuestión que el público o el orador desean abordar sin dar a los demás la oportunidad de elaborar una respuesta diferente o expresar su oposición.

Ejemplos de preguntas retóricas

Créditos de la imagen La gente hace preguntas retóricas sin esperar una respuesta, normalmente para dar a entender algo. Los escritores utilizan las preguntas retóricas para persuadir a alguien o para conseguir un efecto literario, normalmente para que el público acepte una pregunta fácil o sin respuesta. Hay dos tipos principales de preguntas retóricas: preguntas cuyas respuestas son tan obvias que no hace falta decirlas o preguntas sin respuesta alguna. Algunos ejemplos de preguntas retóricas son muy obvios, ya sea porque se discuten hechos comúnmente conocidos o porque la respuesta se sugiere en las pistas del contexto. Estas preguntas retóricas, también llamadas afirmaciones retóricas, suelen hacerse para enfatizar un punto.

Algunas preguntas retóricas no tienen realmente una respuesta, al menos no una clara y concisa. Más bien pretenden iniciar conversaciones, estimular el debate, suscitar la reflexión o ilustrar el estado de ánimo de alguien. Por ejemplo:

A los escritores les encanta incitar a la reflexión. Las preguntas retóricas son una buena forma de conseguirlo. Dejar una pregunta en el aire permitirá al lector dedicar más tiempo a la contemplación. He aquí algunos ejemplos de la literatura:

Presentación de preguntas retóricas

En la década de 1580, para reconocer que la pregunta retórica no era una pregunta normal, un impresor inglés llamado Henry Denham inventó el «signo de pregunta retórica», que era un signo de interrogación invertido (es decir, reflejado verticalmente). Durante unas décadas, pareció que el signo de interrogación retórica se pondría de moda. Pero no fue así.

Sin embargo, incluso hoy, algunas personas consideran que una pregunta retórica es más una afirmación que una pregunta, y no la terminan con un signo de interrogación, sino con un punto o un signo de exclamación. Tal vez haya algo de razón en ello, pero no es una convención popular. Es mucho más probable que te reprueben por evitar el signo de interrogación que por elogiarte por ello. Utiliza un signo de interrogación con una pregunta retórica.

Además de dejar claro lo que sigue, una pregunta retórica es útil para atraer a los lectores porque les anima a considerar la respuesta antes de leer. Las preguntas retóricas son especialmente útiles para los títulos de los párrafos de los documentos comerciales.

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Contiene enlaces a sitios web de terceros con políticas de privacidad ajenas que podrás aceptar o no cuando accedas a ellos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad