Prosopopeya o personificación ejemplos

Prosopopeya vs personificación

Una figura retórica en la que se representa a una persona ausente o imaginaria hablando se denomina prosopopeya. En la retórica clásica, es un tipo de personificación o suplantación. La prosopopeya era uno de los ejercicios utilizados en la formación de los futuros oradores. En The Arte of English Poesie (1589), George Puttenham llamó a la prosopopeya «la personificación falsa».

Gavin Alexander: La prosopopeya permite a sus usuarios adoptar la voz de otros; pero también tiene el potencial de demostrarles que cuando creen hablar en su propia persona, ellos mismos son prosopopeyas.

Paul De Man y Wlad Godzich: Que una catequesis puede ser una prosopopeya, en el sentido etimológico de ‘dar la cara’, se desprende claramente de casos tan corrientes como la cara de una montaña o el ojo de un huracán. Es posible que, en lugar de ser la prosopopeya una subespecie del tipo genérico catacresis (o a la inversa), la relación entre ambos sea más disruptiva que la que existe entre género y especie.

José Antonio Mayoral: Bajo el término prosopopeya, como puede inferirse etimológicamente de los apelativos griego y latino, los autores utilizan el recurso de introducir en el discurso una fingida presentación de personajes o cosas personificadas, es decir, fingidas sub specie personae. La forma habitual de esta presentación es mediante la atribución de propiedades o cualidades humanas, especialmente las de hablar o escuchar (los términos dialogismos y sermonocinatio se refieren a esta propiedad). El recurso debe estar debidamente regulado por las normas literarias del decoro estilístico. La mayoría de los autores suelen distinguir entre dos modalidades a la hora de atribuir el dispositivo a personajes o cosas personificadas: (1) «discurso directo» (prosopopeya recta) o (2) «discurso indirecto» (prosopopeya obliqua). La doctrina más elaborada sobre esta figura retórica, como en el caso de la etopeya, apareció en los manuales griegos antiguos de ejercicios retóricos (progymnasmata), en los que ambas aparecen estrechamente vinculadas.

¿Cuál es un ejemplo de literatura prosopopéyica?

Las prosopopeyas se utilizan sobre todo para dar otra perspectiva a la acción que se describe. Por ejemplo, en el Pro Caelio de Cicerón, éste habla como Appius Claudius Caecus, un anciano severo. Esto sirve para dar una perspectiva «antigua» a las acciones del demandante.

¿Qué es la prosopopeya o personificación?

Una figura retórica en la que se representa a una persona ausente o imaginaria hablando se denomina prosopopeya. En la retórica clásica, es un tipo de personificación o suplantación. La prosopopeya era uno de los ejercicios utilizados en la formación de los futuros oradores.

Sinónimos de prosopopeya

La personificación es un recurso literario que consiste en dar a objetos y animales características de personas. En otras palabras, la personificación puede definirse como la atribución de vida a cosas irracionales e inanimadas, o de cualidades humanas a todas las especies que no sean el hombre. Características y ejemplos de la personificación

La finalidad de la prosopopeya es enriquecer y embellecer un texto para darle un sentido fantasioso e imaginario. En algunos casos, la personificación se aplica a cosas que no tienen cuerpo o que son imprecisas.

La personificación se utiliza habitualmente en cuentos, fábulas, poesía y lenguaje cotidiano. Aunque esta forma de expresión da al mensaje un toque de fantasía, pretende activar el pensamiento, la imaginación, el razonamiento y transformar la forma de percibir el mundo.

En primer lugar, para desarrollar una prosopopeya o personificación se debe identificar o tener claro el tipo de texto que se quiere escribir, ya sea narrativo o poético. Esto permitirá dar la cualidad humana a un personaje (animal u objeto), o en el caso de la poesía aplicarla de forma descriptiva a través de una metáfora o símil. Características y ejemplos de personificación

Pronunciación de prosopopeya

Una prosopopeya (griego: προσωποπιία, /prɒsoʊpoʊˈpiːə/) es un recurso retórico en el que un orador o escritor se comunica con el público hablando como otra persona u objeto. El término deriva literalmente de las raíces griegas prósopon «rostro, persona», y poiéin «hacer, hacer».

Las prosopopeyas se utilizan sobre todo para dar otra perspectiva de la acción que se describe. Por ejemplo, en el Pro Caelio de Cicerón, éste habla como Appius Claudius Caecus, un anciano severo. Esto sirve para dar una perspectiva «antigua» a las acciones del demandante. Las prosopopeyas también pueden utilizarse para aliviar la carga del comunicador, haciendo recaer un punto de vista desfavorable sobre los hombros de un estereotipo imaginario. Las reacciones del público están predispuestas a dirigirse hacia este personaje en lugar de hacia el propio comunicador.

Este término también se refiere a una figura retórica en la que a un animal u objeto inanimado se le atribuyen características humanas o se habla de él en lenguaje antropomórfico. Quintiliano escribe sobre el poder de esta figura retórica para «hacer bajar a los dioses del cielo, evocar a los muertos y dar voz a ciudades y estados» (Institutos de Oratoria [véase ref.]).

Definición de prosopopeya

Una prosopopeya es un recurso retórico en el que un orador o escritor se comunica con el público hablando como otra persona imaginaria o muerta. Prosopopeya procede de dos palabras del griego antiguo. Prosopon significa rostro o persona. Poiein significa hacer o hacer. Por tanto, prosopopeya significa literalmente asumir el rostro de otra persona.

Los dramaturgos han utilizado la prosopopeya para quitar culpa a sus personajes, haciendo recaer un punto de vista desfavorable sobre los hombros de una persona u objeto imaginario, pero comunicado a través de sus personajes. Sus personajes hablan, pero las reacciones del público (que pueden ser negativas) están predispuestas a dirigirse hacia esa persona u objeto imaginario en lugar de hacia el comunicador.

La personificación es el acto de dotar de características humanas o casi humanas a objetos inanimados, conceptos o acciones abstractas, pero la prosopopeya tiene un significado más amplio.

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad