Pausa

379. Hiato es un término utilizado por los autores de métrica en más de un sentido. Conviene aplicarlo aquí a todos los casos en que una palabra terminada en vocal o diptongo va seguida de una palabra que empieza por vocal, y los dos sonidos vocálicos no se funden (por elisión, crasis, etc.) para formar una sílaba en el metro.

Sería más científico, tal vez, entender que la palabra hiato implica que las dos vocales están separadas por una ruptura o detención del sonido vocal, de modo que la segunda comienza con la «respiración» áspera o suave.» Así, se opondría a toda forma de diptongo (incluida la sinizesis), cuya característica es que las dos vocales se arrastran juntas, por desplazamiento de la posición de los órganos sin interrupción perceptible de la corriente respiratoria. Esta definición, sin embargo, podría excluir el caso de una vocal larga o diptongo acortado antes de una vocal inicial (como τὴν δʼ ἐγὼ οὐ, donde la ω final parece fundirse parcialmente en la ου siguiente). De nuevo, cuando una ι o υ final se antepone a una vocal sin sufrir elisión, es probable que la semivοwel correspondiente (= nuestra y o w) se desarrolle a partir del sonido vocálico y evite el hiato completo.

Hiatus deutsch

Este breve paréntesis en su día viene de la mano de, bueno, hiato. Aunque en la actualidad la palabra hiato suele referirse a una pausa temporal, originalmente se refería a una abertura física en algo, como la boca de una cueva, o, como diría el novelista británico del siglo XVIII Laurence Sterne, a un vacío sartorial: en la novela salvajemente experimental Tristram Shandy, Sterne escribió sobre «el hiato en los calzones de Phutatorius». Hiato viene del verbo latino hiare, que significa «abrir de par en par», lo que lo convierte en un pariente lejano de bostezo y abismo. Y esto es todo por ahora: pueden reanudar sus actividades habituales.

¿Qué es un paréntesis en la música?

Este breve paréntesis en su día se lo trae, bueno, un paréntesis. Aunque en la actualidad la palabra hiato suele referirse a una pausa temporal, originalmente se refería a una abertura física en algo, como la boca de una cueva, o, como diría el novelista británico del siglo XVIII Laurence Sterne, a un vacío sartorial: en la novela salvajemente experimental Tristram Shandy, Sterne escribió sobre «el hiato en los calzones de Phutatorius». Hiato viene del verbo latino hiare, que significa «abrir de par en par», lo que lo convierte en un pariente lejano de bostezo y abismo. Y esto es todo por ahora: pueden reanudar sus actividades habituales.

Significado de la interrupción

Este artículo necesita citas adicionales para su verificación. Por favor, ayude a mejorar este artículo añadiendo citas de fuentes fiables. El material sin fuentes puede ser cuestionado y eliminado.Find sources: «Hiatus» televisión – noticias – periódicos – libros – erudito – JSTOR (mayo 2010) (Aprende cómo y cuándo eliminar este mensaje de plantilla)

En la programación televisiva de las cadenas estadounidenses, un hiato es una interrupción de varias semanas, meses o años en la programación habitual de una serie de televisión. Esta pausa puede producirse a mitad de la temporada de una serie, en cuyo caso también se denomina pausa de mitad de temporada, o entre temporadas de televisión distintas (normalmente comienza en junio y termina en septiembre, cuando comienza el rodaje de la siguiente temporada). En el hemisferio norte, las pausas entre finales de noviembre y principios de febrero también se denominan pausas de invierno o, en el ámbito cultural cristiano, pausas de Navidad.

La mayoría de las series de las cadenas de televisión están programadas para una temporada de 22 episodios en un periodo de 36 semanas, de septiembre a mayo, por lo que las cadenas suelen organizar la emisión de los 22 episodios en bloques. Las cadenas de televisión a menudo aplican un parón a sus programas para dividir una temporada por motivos argumentales. Algunos programas también entran en pausa para que sus cadenas de televisión puedan reservar episodios para emitirlos durante los tres principales periodos de audiencias,[2] en los que las cadenas calculan sus tarifas de publicidad televisiva basándose en las audiencias de sus programas durante ese periodo. Los programas regresan de un hiato a tiempo para el periodo de barridos con el fin de generar altos índices de audiencia, y como tales suelen incluir contenido especial en la programación, como estrellas invitadas, tramas o temas controvertidos e inesperados, episodios extendidos y finales. Los programas de televisión suelen hacer una pausa a finales de noviembre, durante las vacaciones de diciembre y principios de enero[3] o en verano si la temporada no termina antes, reanudándose en algún momento posterior, normalmente a principios de febrero en el caso de Navidad y Año Nuevo, y en septiembre en el caso del verano.

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad