Aqui es donde vengo a llorar

Ven, llora

1982 single de Linda Clifford «Don’t Come Crying to Me «Single de Linda Clifforddel álbum I’ll Keep on Loving You Cara B «I’ll Keep on Loving You «Publicado en1982GéneroPop, post-discoLongitud3:30 (versión 7″)6:38 (versión 12»)6:00 (versión álbum)SelloCapitolCompositor(es)Michael Gore, Dean PitchfordProductor(es)Michael Gore

«Don’t Come Crying to Me» es un sencillo dance de 1982 escrito por Michael Gore/Dean Pitchford e interpretado por Linda Clifford. El sencillo pertenece al álbum titulado I’ll Keep on Loving You. Junto con el tema «Let It Ride», «Don’t Come Crying to Me» permaneció tres semanas en el número uno de la lista dance de EE.UU.[1] El tema sería el último número uno de Clifford en las listas dance y, a diferencia de sus anteriores entradas en el primer puesto, «Don’t Come Crying To Me» no pasó a ninguna otra lista.

Cry To Me – Solomon Burke

Millhouse: Bart, no quiero que me veas llorar.Bart: Oh vamos, te he visto llorar un millón de veces. Lloras cuando te raspas la rodilla, lloras cuando se acaba la leche con chocolate, lloras cuando estás haciendo una división larga y te sobra un resto.

Papá, ¿sabes qué día es hoy? ¿El equinoccio de primavera? ¡No! Han pasado dos semanas desde que te pusiste esa cinta. Vamos a subirte a la báscula!(Homer se sube a la báscula)Has engordado trece libras.Homer: ¡Banqueros deshonestos con sus artimañas subliminales! ¡Que les den!

Sigrid – No Tengo Ganas De Llorar

Chalee Tennison (nacida el 11 de abril de 1969) es una artista estadounidense de música country del estado de Texas. Ha publicado tres álbumes de estudio en grandes sellos (dos en Asylum Records y uno en Dreamworks Records), además de seis sencillos en las listas Billboard Hot Country Singles & Tracks (ahora Hot Country Songs). Sus singles más populares, «Just Because She Lives There» y «Go Back», alcanzaron el número 36 en esa lista. más «

Hacemos todo lo posible para que nuestros contenidos sean útiles, precisos y seguros.Si por casualidad detectas un comentario inapropiado mientras navegas por nuestra web, por favor, utiliza este formulario para hacérnoslo saber, y nos ocuparemos de ello en breve.

No, no lo entiendes. Realmente lo intenté esta vez.

La música country clásica, la de la radio AM y el Grand Ole Opry, es un estudio de contrastes. Hay brillo y arena, jolgorio y regodeo, miseria y espectáculo. Los grandes de la música country lucían sus maltrechos corazones en mangas de lentejuelas. De Bakersfield a Galveston, las leyendas cambiaron sus altibajos tragicómicos por discos de oro y Cadillacs blancos. Pero eso era antes; los días de los Buckaroos, los trajes nudistas y varios Hanks se han acabado, salvo en las exposiciones de los museos. Citando un tema de George Jones, «¿Quién va a llenar sus zapatos?».

Entra en escena Daniel Romano, un compositor que canaliza el «country crooning» y la narración de historias de mala suerte con fidelidad cinematográfica. Aunque las referencias a nombres emblemáticos como Willie Nelson, Waylon Jennings y Merle Haggard son evidentes en la música de Romano, las influencias obvias no desmitifican su talento. Su visión de la edad de oro de la música country es mucho más que una misión revivalista; Romano trabaja con autenticidad y creatividad a partes iguales, y su mundo musical es rico en arquetipos y archirrivales, observaciones irónicas y confesiones sinceras.

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad