Canciones con estrofa y estribillo

Verso de lied

Observa que las secciones utilizadas en «Livin’ on a Prayer» se repiten y parecen seguir un patrón. Las secciones dentro de una forma verso-estribillo tienen ciertos ordenamientos y agrupamientos prototípicos. Por ejemplo, la estrofa, el preestribillo, el estribillo y el postestribillo siempre siguen este orden (aunque no es necesario que estén todos presentes). Estas agrupaciones se denominan ciclos. En «Livin’ on a Prayer»:

Aunque los estribillos se asocian principalmente con la forma AABA y la forma estrófica, pueden utilizarse ocasionalmente dentro de secciones de una canción en forma de verso-estribillo. Sin embargo, ten en cuenta que los estribillos son distintos de los coros: los estribillos son una letra dentro de una sección, mientras que un estribillo es una sección entera independiente.

Una subida es una frase con función de preestribillo. Al igual que el estribillo, la subida es demasiado corta para constituir una sección propia, ya que sólo dura una frase. La subida es siempre la última frase de una estrofa o verso.

Sección central de una canción popular que es invariable desde el punto de vista lírico y contiene el material lírico principal de la canción. La función del estribillo también se caracteriza por una mayor intensidad musical en relación con la estrofa. Las secciones del estribillo son distintas de los estribillos, que están contenidos dentro de una sección.

¿Cuál es un ejemplo de canción con estrofa-estribillo y puente?

Un ejemplo es «Fix You» de Coldplay, que presenta una estructura verso-verso-estribillo-verso-estribillo-puente-puente-estribillo. Con casi cinco minutos de duración, la canción tiene las cualidades de un himno, con una guitarra instrumental que da paso a una serie de puentes culminantes que desembocan en el lastimero estribillo final.

¿La mayoría de las canciones empiezan por las estrofas o por el estribillo?

La respuesta suele ser: el Coro.

Canción de pausa

Se podría llenar un libro con las diferencias entre las estrofas y los estribillos. Pero aunque las diferencias de las que hablamos son claras, también suelen ser sutiles. No hace falta mucho para que una melodía suene más a estribillo que a estrofa. Prueba de que las diferencias son leves es que hay un buen número de canciones que utilizan la misma melodía para ambas secciones: «Born the USA» (Springsteen), «Hound Dog» (Leiber & Stoller), incluso «Puff the Magic Dragon».

Una melodía que suena muy bien para un estribillo tendrá también muchas posibilidades como melodía de estrofa, pero las buenas melodías de estrofa no son necesariamente buenas melodías de estribillo. Esto se debe a que hay mucho más margen de maniobra en la construcción de una estrofa que en la de un estribillo. Por lo tanto, una buena estructura de canción exige que te sometas a los requisitos del estribillo si vas a utilizar la misma melodía que usaste para la estrofa.

Para escribir una canción que utilice la misma melodía para la estrofa y el estribillo, empieza por pensar en tu melodía como una melodía de estribillo. Crea una progresión de acordes que termine en el acorde de tónica. La progresión debe ser sencilla pero contundente. No te desvíes hacia tonalidades extrañas. Haz que la progresión sea básica y musicalmente poco exigente. La mayoría de las canciones que utilizan la misma melodía para ambas secciones también empiezan en el acorde de tónica, así que piense en la tónica como un principio y un final importantes de su progresión.

Canciones de llamada y respuesta

Otras veces, el mundo decide colectivamente que la canción sería mejor sin la introducción (¿sabías que hay otra sección entera antes de «I’m dreaming of a white Christmas»? Lo mismo ocurre con «Take me out to the ballgame…»).

A veces veremos una nueva melodía (pero los mismos acordes) en una estrofa sucesiva, pero seguimos llamándola estrofa. Puede que veas una segunda o tercera estrofa diferente del resto (pero que no es el puente). En estos casos, suele bastar con etiquetarlas como VERSE 1 y VERSE 2, etc.

Suele ir seguida de un estribillo normal a todo volumen, o puede que la primera mitad sea baja, pero luego la banda vuelve fuerte y orgullosa para el resto. (En un gráfico, escribiría «ALL IN» para que todos sepamos cuándo y dónde volver a entrar).

¿Merece el estribillo breakdown su propio nombre? Eh, podría ir en cualquier dirección. Pero poner en un gráfico «BREAKDOWN CHORUS» o simplemente «DOWN CHORUS» hace que todo el mundo sepa lo que está pasando. Y «breakdown» es algo más fácil de decir que «ese tercer estribillo en el que tocamos tranquilos».

Estructura de la canción

La forma verso-estribillo es una forma musical que se remonta a la década de 1840, en canciones como «Oh! Susanna», «The Daring Young Man on the Flying Trapeze», y muchas otras.[1][2] Pasó de moda a principios de 1900, con la llegada de la forma AABA (con verso) en los días de Tin Pan Alley.[3][4] Se hizo comúnmente utilizada en el blues y el rock and roll en la década de 1950,[5] y predominante en la música rock desde la década de 1960. A diferencia de la forma de 32 compases, que se centra en el estribillo (contrastado y preparado por la sección B), en la forma verso-estribillo se destaca el estribillo (preparado y contrastado con la estrofa)[6].

El estribillo suele contrastar fuertemente con la estrofa desde el punto de vista melódico, rítmico y armónico, y asume un mayor nivel de dinámica y actividad, a menudo con instrumentación añadida. Esto se conoce como «estribillo de ruptura»[7] Véase: arreglo.

Las canciones que utilizan la misma armonía (acordes) para la estrofa y el estribillo, como el blues de doce compases, aunque la melodía es diferente y la letra presenta diferentes estrofas y un estribillo repetido, tienen forma de estribillo simple. Algunos ejemplos son:

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad